Publicado: 19 de Enero de 2015

El despiste o simplemente el olvido debido a los largos tiempos de renovación (hasta diez años) están siendo causa de sanciones a conductores debido a conducir con el carnet caducado.

El tiempo que marca la ley para hacer la renovación del carnet de conducir es durante los tres meses anteriores a su vencimiento.

La sanción por circular con el permiso caducado puede llegar a los 200 euros. Además, el seguro de automóvil puede no hacerse responsable en caso de un accidente.